Medita para ser más productivo

tecnicas-de-productividad

En el mundo empresarial una tendencia cobra fuerza: la implementación “profesional” de técnicas de meditación y control mental para mejorar la productividad.

Los gurús coinciden: el estrés afecta al rendimiento de los altos mandos y estos transmiten al resto su carga negativa de energía. Por ello practican técnicas de meditación en talleres donde aprenden a controlar la presión y el estrés, y así aumentar la productividad.

Estás técnicas de productividad, que desarrollan en una cultura de alto rendimiento, entienden que una mente en calma canaliza fácilmente la toma de decisiones acertadas y beneficia a todo el equipo de trabajo.

Como explicó el director comercial de Repsol Pascual Olmos a El Pais:

Está demostrado: las empresas que tienen un buen clima laboral y una motivación positiva de sus empleados son un 40% más productivas”

Mindfulness

A la vanguardia en occidente está (como no) Silicon Valley, que se abre al mindfulness y a las técnicas de meditación zen. Se trata de disfrutar cada momento por el mayor tiempo posible, no solo en el tiempo de meditación. Implica permanecer consciente de lo que se está haciendo y significa control mental como técnica de productividad.

El mindfulness es una técnica que ayuda a centrar la atención en una sola actividad, focaliza la concentración en una tarea. Busca fomentar el “vivir el presente y el ahora”, una suerte de consciencia plena en la actividad que nos toca realizar, tarea harto difícil en tiempos de alta conectividad.

De hecho,  Google implementa el programa “Busca en tu interior” una técnica de crecimiento personal que busca fomentar la inteligencia emocional. Y al parecer los resultados son más que alentadores.

Habrá que hacer un también un pensamiento mindfulness por estos lares.