Las empresas también se apuntan al coworking

Sobreviven los que se adaptan mejor al cambio. Hace más de 150 años que Darwin lo detalló en su estudio sobre el Origen de las Especies y su obra se convirtió en el fundamento de la teoría de la biología evolutiva. Hoy, las pequeñas empresas (y algunas grandes) saben que la típica estructura tradicional de organización puede volverse obsoleta y es momento para tomar una decisión, adaptarse y encontrar alternativas para sobrevivir.

En esta evolución natural no solo se trata de “innovar”, sino de ser eficientes. El coworking como opción para empresas presenta grandes beneficios frente a las oficinas clásicas y al nuevo estilo de trabajo donde el espacio físico se transforma en un entorno social profesional.

Beneficios del Coworking para empresas

Una única factura para todo.
Ahorro económico.
Olvídate de lidiar con las inmobiliarias (documentaciones varias, fianza, etc).
Todo incluido: internet, limpieza del espacio, seguridad.
Correo: siempre hay gente para recibir correspondencia.
Sinergias: nuevas formas de colaboración entre coworkers y empresa.

 

Si el trabajo evoluciona y se vuelve flexible con las nuevas tecnologías móviles, computación en la nube y un sinfín de nuevas herramientas, y si consideramos que gran parte de las labores tecnológicas de hoy no existían tan solo hace 10 años, ¿cómo no vamos buscar alternativas también a la oficina tradicional?

 

.