Coworking y networking: otra manera de conseguir clientes

Para cualquier autónomo, el networking es esencial, ya que nos permite conocer nuevos contactos y abrirnos a posibilidades de negocio. Una de las grandes ventajas de unirse a un coworking, además de no estar solo en casa, es precisamente la posibilidad de hacer networking, ya sea para conseguir proyectos nuevos como para conocer otros profesionales que puedan echarte una mano en proyectos en los que lo necesites.

Coworking y networking: la importancia de una red de colaboradores

Como autónomos, aunque realicemos una actividad, muchas veces necesitamos de colaboradores para realizar algunos proyectos o para satisfacer peticiones concretas de nuestros clientes. Por este motivo, estar en un coworking donde tengas acceso a los profesionales que necesitas es clave para fortalecer esa red de contactos de la que puedes echar mano y que te convertirán en un profesional más completo. Como se suele decir, no es tan importante saber algo como tener el teléfono de quien lo sabe. Y, si está en tu coworking, ya ni te cuento.

Busca el coworking que más te interese según afinidades y necesidades

Si lo que buscas es conseguir nuevos clientes y proyectos, el coworking puede ser un lugar ideal para entrar en contacto con las personas adecuadas. Eso sí, no todos los coworkings te van a proporcionar las mismas oportunidades, con lo que debes elegir bien. Si tienes la posibilidad, siempre es mejor que busques un coworking especializado en tu sector, ya que habrá más posibilidades de que puedan necesitarte. En nuestro caso, por ejemplo, estamos especializados en marketing digital, no porque solo admitamos este tipo de profesionales, sino porque los que llegan, ya sea por azar o porque lo han buscado especialmente, se dedican a ello.

Para que veas cómo según qué tipo de coworkings te puede ayudar a encontrar trabajo, te pondremos un ejemplo de un coworker nuestro: hace unos meses, este chico, que es diseñador y tiene conocimientos de programación, entró en 021. Se acababa de dar de alta como autónomo y nos comentó que estaba buscando nuevos clientes. Justo en ese momento, otro coworker necesitaba ayuda, le propuso colaborar y al mes este chico ya estaba colaborando con dos coworkers en diferentes proyectos. Hace poco, incluso, ha traído a otro coworker desarrollador que también colabora con ellos. Este hecho no solo ha sido beneficioso para este coworker, sino para todos los que trabajan con él: ahora, no solo todos tienen más proyectos, sino que, al estar todos juntos, funcionan como un equipo y se pueden sincronizar para ser más competitivos y profesionales, con lo que han mejorado sus perspectivas de trabajo.

En 021, como ya hemos comentado, no es que solo aceptemos coworkers de esta área profesionales, pero nos gusta especialmente que vengan coworkers que trabajan en marketing digital para fomentar la filosofía colaborativa. Al fin y al cabo, un espacio de coworking, más que el lugar en sí para trabajar, lo conforman las personas que trabajan cada día en él. Estamos en la silla o la mesa de al lado y, aunque no pertenezcamos a la misma empresa, somos compañeros a los que además de preguntar ¿Qué tal el fin de semana? podemos pedir opinión sobre un proyecto o discutir y aprender sobre aspectos de nuestra profesión que no dominamos, lo que nos ayuda a estar constantemente actualizados y crecer como profesionales.

Para nosotros, no hay coworking sin networking, con lo que, si buscas un coworking en Barcelona donde hacer contactos, ¡ya sabes dónde encontrarnos!