Coworking colaborativo en prácticas

Existen espacios de trabajo y coworkings.  Sin entrar en definiciones excluyentes, consideramos al coworking como un espacio físico pero sobre todo de ideas, de creación e intercambio. Sin embargo -y parafraseando al niño de “El sexto Sentido”-  en ocasiones vemos espacios… que se quedan en la mera comercialización del sitio, alquilas tu silla, mesa y prou, como dicen los catalanes.

En  021bcn damos un paso más y hacemos efectivo lo de coworking colaborativo, es decir, cada uno se dedica a sus propias actividades y a la vez participa en los proyectos colectivos del espacio, creando una auténtica red de talentos autónomos especializados en su propio campo.

Autónomos en busca de coworking

Recibimos muchas consultas sobre el espacio de coworking, en general respecto a la ubicación, las comodidades del sitio y las tarifas.  No obstante, notamos que a estas cuestiones generales se le ha añadido otra: “¿Qué proyectos se mueven en el coworking?”. Esto denota un claro interés del profesional en integrarse a un ambiente de trabajo y no a un “espacio” si más, de elegir en qué “empresa” se desea participar. 

Y es que de eso se trata, de crear un ambiente de trabajo colaborativo y motivador, con buenas relaciones entre compañeros que conviven largas jornadas cada semana y a los cuales se integran otros de similares perfiles y que puedan co-trabajar en una difícil coyuntura. En nuestro espacio de Coworking en Poblenou estamos para ayudarnos, ya somos un equipo en un espacio colaborativo.

@julianfigli