¿Cómo elegir un espacio de Coworking en Barcelona?


Es increíble la cantidad de espacios de coworking en Barcelonaque han aparecido en el transcurso de estos dos años, sin embargo, por más que haya muchos, eso no quiere decir que todos sean iguales o cuenten con las mismas virtudes.

En este post voy a contarte los 6 argumentos centrales a la hora de la elección de un coworking.

1- DISTANCIA / UBICACIÓN
En primer lugar, hay que tener en cuenta la distancia a la que se encuentra. Lo ideal es que se trate de un espacio que no esté ni muy cerca ni muy alejado. Si está muy lejos, muchos días tendremos la tentación de quedarnos a trabajar en casa, mientras que si está muy cerca podemos sentir la obligación de acudir más de lo necesario (por ejemplo, si nos llega un correo de un cliente por la tarde-noche). Sin embargo para otras personas la ubicación puede ser de gran valor. Elegir un espacio de coworking en el centro de la ciudad o en un punto estratégico cercano sus clientes podría ser también un punto importante a tomar en cuenta.

2-PRECIO

En segundo lugar, hay que considerar el precio. La media suele estar en torno a los 100-150€ en provincias y llega hasta los 300€ en ciudades más grandes. En la situación actual muchas personas se ven obligadas a inclinarse al precio más bajo. Sin embargo a eso hay que añadir el IVA. Aunque haya quien piense que se trata de un lujo, el alquiler del coworking puede deducirse y su IVA desgravarse, por lo que es más un uso inteligente de las deducciones que un gasto (ya que tienes que pagar impuestos, al menos puedes derivar esa cantidad a lo que tú decides).

3-HORARIO

Lo ideal (y más habitual) es que los espacios de trabajo compartido permitan el acceso las 24h. Sin embargo, hay algunos en los que el horario está limitado (por ejemplo de 9 a 21h. o sólo durante los días laborales). Hay que tener en cuenta que si un usuario trabaja los fines de semana de forma habitual o en horarios poco ortodoxos, es un factor muy importante.

4- EQUIPAMIENTO DEL ESPACIO
Un buen espacio de coworking tiene sillas de oficina regulables en altura, estufas, ventiladores y elementos de climatización; mobiliario adecuado de trabajo y todo lo que en principio se necesita para trabajar. Si falta alguno de estos elementos o si al comentarlo el dueño del coworking no le da excesiva importancia, largas o una respuesta del tipo “ah sí, pensábamos instalarlo pronto”, probablemente no sea un espacio profesional.

5- LA COMUNIDAD Y SUS VALORES
También es muy importante estar atento a algo que no es tangible: el espíritu del espacio. Cada uno de nosotros trabajamos de forma diferente y tenemos una personalidad y un estilo de trabajo. Por eso hay que tomar en cuenta el comportamiento de la gente: la integración entre las personas, el ambiente, las sinergias, la atención de los dinamizadores del espacio. Lamentablemente esto se aprecia al cabo de unos días una vez estando allí, no a la primera visita. Por otro lado, algunos espacios ofrecen también actividades, charlas, cursos, talleres, networking… todos estos aspectos pueden dar valor y enriquecer a tu trabajo.

Hay espacios de coworking que te dan la posibilidad de probar la experiencia unos días para verificar si te adaptas tanto al espacio como a tus nuevos compañeros. Esto es genial ya que puedes vivir en primera fila si este coworking es para ti.

 

6- POSIBILIDADES DE TRABAJO
Por último. es muy interesante conocer quienes son los coworkers que hay en el espacio. Hay que tener en cuenta antes de elegir el espacio de coworking que quizá los perfiles laborales de la comunidad puedan ser de gran conveniencia. Es muy probable que te sean muy útiles para tu proyecto y estos harán enriquecer tu trabajo. Aumentarás tu lista de proveedores y al mismo tiempo tu red de contactos ampliando así tus probabilidades de obtener clientes.
Escrito por Jerom Tomás