¿Cómo combatir la soledad del autónomo? ¡Coworking!

Hace poco, en una quedada de amigos, quedé bastante impactada por la experiencia personal de uno de ellos: está trabajando como autónomo en Madrid y le va estupendamente, pero se sentía tan solo en casa que ha decidido volverse a su ciudad natal porque, según me dijo, entre semana no se relaciona con nadie y se le caía la casa encima. Esto me hizo plantearme la importancia del coworking como solución para aquellos autónomos que apenas tienen relaciones sociales en su trabajo.

El coworking, o cómo dejar de sufrir la soledad del autónomo

Para los que lo tenemos día a día parece algo sin importancia, pero el hecho de estar trabajando y ver a otras personas a tu lado, o el llegar a la oficina y que alguien te pregunte “¿qué tal la Semana Santa?” son pequeños detalles que cuentan. Bueno, más que contar, se echan de falta cuando no se tienen y nos van minando a nivel personal y profesional hasta el punto de tomar decisiones drásticas como la que os contaba. Antes de tener que mudarte, existen mejores opciones como, por ejemplo, entrar en un coworking.

El coworking para combatir la soledad del autónomo a nivel profesional

Un coworking es un lugar ideal para relacionarse tanto a nivel personal como profesional: aunque no sea directamente de tu campo, siempre tienes a alguien que te eche una mano con las típicas cuitas como ¿se ve bien esto en tu pantalla? ¿está bien escrito este texto? ¿tienes un boli negro? etc. Todo ello por no hablar de todos los temas relacionados con el universo autónomos y hacienda, que bien nos daría a todos para escribir una biblia. Cuando eres nuevo en esto y no tienes un gestor que te resuelva la vida, tener compañeros autónomos es una auténtica salvación para saber cómo declarar esa factura atrasada o cómo se factura el IRPF, por ejemplo.

Por otro lado, si el freelance necesita conseguir clientes de manera recurrente, el coworking y su continuo trasiego de gente actúa como un elemento de networking que ayuda a crear contactos.

combatir la soledad del autónomo coworking 2

A nivel personal

Como ya comentamos, la soledad del autónomo no solo repercute en su autoestima, sino también en sus relaciones sociales. Si eres autónomo, vives solo y además trabajas en casa, más vale que seas proactivo a la hora de hacer planes, ya que no tendemos a salir mucho entre semana. La mayoría de mis amigos, cuando acaban su trabajo, están tan hartos de gente que solo quieren llegar a casa y desconectar; al autónomo le pasa completamente al revés.

La tendencia a la baja productividad también acaba siendo un problema común de los autónomos: si te desconcentras con facilidad, en casa es muy sencillo procrastinar. El hecho de irlo dejando todo alarga las jornadas hasta límites insospechados, lo que acaba descuadrando tus horarios y, cuando te quieres dar cuenta, ya es hora de cenar y nadie va a quedar contigo, sobre todo si hay que trabajar al día siguiente. Para muestra, ayer encontré este interesante cuadro comparativo entre trabajar desde casa o desde una oficina:

coworking combatir la soledad del autónomo

Si tanto a nivel profesional como personal te sientes identificado con este post, deberías plantearte probar la experiencia de un coworking. Algunos espacios de coworking, como es el caso de 021, te ofrecerán un día de prueba para que veas si te sientes a gusto y así podrás ver en primera persona como es trabajar como autónomo sin la soledad y distracciones que tienes en casa.

¿Eres autónomo y piensas que cualquier día te hablan las persianas? ¡Prueba la experiencia del coworking!

Fuente foto portada: homeoffice.tv