Aislamiento laboral ¿Te sientes solo trabajando desde casa?


Antes de emprender el proyecto de 021 coworking en poblenou, estuve más de un año trabajando desde casa, a lo largo de ese periodo de tiempo experimenté en varias ocasiones la necesidad de superar el aislamiento, las distracciones, la monotonía, el trabajo a deshoras, la informalidad al trabajar en pijama, incomodidad de vivir en el espacio de trabajo, la mezcla de la vida laboral con la personal y por último debía atender a mis clientes en lobbies de hoteles o algún café. La verdad creo que es una experiencia que toda persona que empieza a emprender su propio proyecto debe vivirla, básicamente por la disciplina y autocontrol que debes tener en administrar tu tiempo, bajo mi punto de vista es una etapa como todas. Antes de correr debes aprender a gatear.

Ahora bien, bajo esas carencias cada día me quedaba más claro que el proyecto de establecer un espacio coworking en poblenou es un modelo de negocio que ayudaría a muchas personas. Creo que a día de hoy después de 3 años lo vamos logrando poco a poco y de hecho el modelo de negocio de 021 en sí ha ido evolucionando y madurando. En esta ocasión me gustaría hablar de los motivos que impulsa a una persona que empieza a trabajar como autónomo desde casa a darse cuenta de la necesidad de trabajar en un espacio de coworking.

Lo repartiremos en varios post, y los basaré en mi propia experiencia.

Aislamiento laboral
o Soledad profesional

Trabajar solo en casa parecía genial al principio, me concentraba fácilmente y me sentía productivo, sin embargo, al pasar los meses, me di cuenta que en realidad estaba solo. Me hacía falta comentar con alguien la jugada, el diseño o la estrategia que necesitaba seguir. No tenía nunca una crítica, un comentario, una felicitación previa a la entrega… nada que me hiciera filtrar todas las horas invertidas, que me llevara a dudar o simplemente cuestionarme si lo que estaba haciendo estaba correcto o me lo tirarán por la cabeza. El aislamiento laboral es un senderismo que pudo con mis nervios, me parece vital tener con quien conversar aunque sea 10 minutos para desconectar.

La psicóloga inglesa de la Universidad de Lancashire Sandi Mann estudió una población de personas que trabajan en sus hogares y constató que sufren niveles más altos de estrés y hasta mayores síntomas físicos que sus pares “in office”. Puede parecer sorprendente, pero “el teletrabajo no es la panacea para todos los males del trabajo”, asegura a Newsweek.

Es verdad que cada quien debe plantearse como se siente más a gusto. No todos aguantan este estilo de vida laboral. Yo tardé mi tiempo en darme cuenta que no puedo trabajar solo en casa, lo que sí puedo es combinar el trabajo desde casa y la oficina. De hecho lo hago muy a menudo.

Hasta la próxima semana.

 

Referencia: Ensulaberinto.com.ar

.
.
Escrito por: Jerom Tomás i Villalta
021Studo.com
jerombook.com
.