10 consejos para tener éxito como autónomo

Hace poco, tuve la suerte de leer un artículo fantástico de Pablo Echanove Pasquin en el blog de ICEMD. En él, este desarrollador de negocios hablaba de su experiencia y contaba cuáles eran las 10 cosas que había aprendido a lo largo de su carrera para sobresalir en un sector como el suyo. Según leía el artículo, me di cuenta de que buscar oportunidades es muy aplicable a los autónomos, que constantemente estamos a la caza de nuevos proyectos para crecer, con lo que me pareció extraordinariamente útil para aplicarlo en mi experiencia personal. Así que, como en los coworkings en Barcelona suele haber muchos autónomos, he decidido readaptar un poco su artículo enfocado a cómo tener éxito como autónomo para que estas 10 enseñanzas también te ayuden a crecer como profesional:

10 aprendizajes para tener éxito como autónomo

1. Permanece siempre alerta ante cualquier oportunidad:

Como bien decía Pablo, nunca sabes dónde vas a conseguir un cliente y, de la misma manera que a veces sales de una reunión convencida de que va a salir el proyecto y luego no te sale, de repente surge un cliente de ese amigo que te comentó de pasada que igual tenía una propuesta de un conocido, pero que no estaba seguro. Hay que estar alerta y atenta a cualquier oportunidad. ¡Nunca se sabe de dónde pueden necesitarte!

2. Sé generoso con tu red de contactos

En nuestro coworking en Barcelona tratamos de fomentar una filosofía colaborativa y echarnos una mano o preguntar al que sabe del tema en busca de ayuda. Aunque signifique sacrificar un poco de tu tiempo (más cuando estás hasta arriba de curro), ayudar a los demás es, además de algo que te enriquece, una buena manera de crear lazos e inspirar confianza. Nunca se sabe cuándo vamos a necesitar un servicio de otro. Cuando esa persona a la que ayudaste necesite un profesional de tu campo, seguro que se acuerda de ti.

3. Ten aficiones y dalas a conocer

Dejar ver a la persona que hay más allá del profesional te ayudará a conectar con potenciales clientes. Cine, música, gastronomía, deporte… Son ideales para romper el hielo antes o después de las reuniones y también para aquellos que te siguen en Redes Sociales.

4. Crea tu ecosistema de contactos

Ya sea mediante networking, antiguos compañeros de trabajo, amigos o conocidos, tener una vida social activa te ayudará a tener nuevos contactos que pueden abrir la puerta a potenciales clientes. Desde luego, es mucho más útil que echar ofertas a diestro y siniestro en Infojobs freelance o Indeed (también hay que hacerlo, que conste, pero hay que saber compaginar).

5. Recíclate

Acude a foros, charlas, coloquios: el entorno del marketing en Barcelona no es demasiado grande y, además de para reciclarte profesionalmente, irás coincidiendo con personas interesantes de las que pueden surgir nuevos clientes. Si vas a un evento concreto, trata de prepararlo mínimamente personalizado para que, cuando contactes con un posible cliente, las posibilidades de éxito sean mayores.

6. Establece contacto antes de 48 horas

Este punto me parece clave. Una vez que tienes un primer contacto con alguien que te menciona si podría estar interesado en tus servicios, si te da sus datos de contacto, trata de enviarle un email o llamarlo lo antes posible para que pueda localizarte, ya que es un lead caliente y, si dejas que se enfríe, retomar la relación será mucho más difícil.

7. Deja que el potencial cliente te explique sus necesidades

Cada negocio es un mundo y, aunque conozcamos el sector, siempre hay factores que no sabemos y que nos pueden sorprender. En lugar de dar un discurso sobre tus excelsas habilidades profesionales, escucha primero a la persona: en primer lugar, agradecerá ser escuchado y, por otro lado, tendrás un punto de partida sobre el que puedes ofrecer soluciones concretas y sus beneficios.

8. Personaliza todo tipo de contacto

¿No estás cansado de ver emails torpemente escritos, que podrían ser para ti o para cualquiera, con 0 estilo e incluso faltas de ortografía? Aunque tome un poquito más de tiempo, si nos preparamos el email o mensaje que vamos a enviar estudiando a la persona, la empresa y qué necesidades podría tener, es mucho más atractivo y efectivo. Pablo también recalca que quizá, en el primer contacto, sería mejor no hablar directamente de la propuesta de negocio y simplemente comentar en que les podríamos ayudar más que enfocarnos directamente a la venta.

9. La reputación no es cosa de un día

Por muy bien que hagas tu trabajo, los piropos no llegan de manera instantánea: la buena reputación y las recomendaciones se construyen a partir de echar muchas manos a clientes y amigos cuando lo necesitan y de tener paciencia y buenas maneras siempre. No es trabajo fácil, pero ten por seguro que tendrá su recompensa.

10. Trabaja tu marca personal

Siempre que puedas, trata de compartir contenido de interés sobre tu experiencia profesional en tus redes, de ser activo en grupos de Linkedin del sector… Todo ello, junto con el trabajo bien hecho, sumará a tu portfolio y te ayudará a ser reconocido y a estar por delante cuando compitas por proyectos.

Como puedes ver, el éxito, además de tus dotes como orador para ganar clientes o en lo bien que luego desempeñes tareas concretas, reside en saber ver a las personas más allá de los clientes y en trabajar pequeños detalles personalizados que, parece que no, pero marcan totalmente la diferencia. Tanto si acabas de empezar como si ya llevas un tiempo dado de alta como freelance, espero que esto te sirva para tu futuro profesional y que te ayude a tener éxito como autónomo.

Por último, aunque hayas leído este post, no dejes de echar un vistazo al fantástico post de Pablo.

¡Hasta la próxima!